Los ingresos medios por hogar y por persona suben a tasas del 3%

El porcentaje de hogares que reside en una casa propia cae al 76,7%

Mucho más lentamente de lo que sería deseable los hogares van recomponiendo su maltrecha situación económica después de casi cinco años desde que el PIB se diera la vuelta.

Al menos así lo refleja la encuesta de condiciones de vida que elabora una vez al año el Instituto Nacional de Estadística (INE). Los datos difundidos este jueves revelan que el ingreso medio anual neto por hogar se situó a finales de 2016 en 27.558 euros, lo que representa una mejora del 3,1% respecto al año anterior. Por su parte, los ingresos medios por persona alcanzaron los 11.074 euros, una cifra que, de nuevo, supuso un avance del 3,4%.

¿Cómo afectó esta mejoría de los ingresos a los hogares? Según la encuesta disminuyó el volumen de familias que admite atravesar por dificultades, si bien todavía son muchas las que presentan algún tipo de carencia. Casi un punto descendió el porcentaje de hogares que dice no tener capacidad para afrontar gastos imprevistos que pasó del 38,1% en 2016 al 37,3% de 2017. Esto significa uno de cada tres. En el año 2013, coincidiendo con la fase final de lo peor de la crisis, era el 41% de las familias. En cuanto a la posibilidad de disfrutar de un viaje, el 34,4% de los hogares no se pudo permitir ir de vacaciones fuera de casa al menos una semana al año. Este colectivo sí experimentó una notable mejoría respecto a la situación de 2016, cuando el porcentaje rozaba el 40%. En 2013, llegó a marcar el 45,8%.

Otra de las variables que según el INE mide la situación económica de las familias es el grado de dificultad que tienen para llegar a final de mes. En 2017, un 9,3% de los hogares reconoció tener “mucha dificultad” cuando cuatro años antes admitían encontrarse en esa situación casi el 17%. Respecto a cuántas familias tuvieron retrasos en los pagos relacionados con la vivienda principal, la situación se mantiene más estable. Frente a un porcentaje del 9,3% en 2013, el año pasado fueron el 7,4% de los hogares los que tuvieron que afrontar dificultades para cumplir en plazo con el pago de su hipoteca o alquiler.

El INE desveló también que el año pasado fueron el 76,7% de los hogares españoles los que residieron en una vivienda de su propiedad, lo que representan una leve caída de cuatro décimas respecto al dato de un año antes y el mínimo de la serie histórica. En paralelo, un 16,9% de las familias reside como inquilinos, seis décimas más que 12 meses antes y su nivel máximo. Lejos quedan los parámetros europeos de familias que viven en una casa propia, que no alcanza el 70%, frente a más de un 30% de hogares que residen de alquiler.

Así, con todas estas variables y atendiendo a los criterios que fija Eurostat, la encuesta de condiciones de vida también mide qué porcentaje de la población se encuentra en riesgo de pobreza. Para 2017, con ingresos de 2016, se determinó un umbral de 8.522 euros para los hogares de una persona y de 17.896 euros para los de dos adultos y dos menores de 14 años. Con ese baremo, en España el 21,6%, o una de cada cinco personas, se encontraba en riesgo de pobreza el año pasado, frente al 22,3% del año anterior.

Fuente: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2018/06/21/midinero/1529594547_011165.html