Los consejos de inversión de los banca privada a sus mejores clientes

Recomiendan mantener más del 40% de las carteras en Bolsa, especialmente europea

Los activos inmobiliarios y los fondos de retorno absoluto ganan protagonismo

Los primeros ocho meses del año ha sido muy inestable en los mercados financieros. La mayoría de las Bolsas ha sufrido correcciones, los bonos emitidos por los Gobiernos apenas dan rendimientos y cada vez hay más analistas que alertan de que la situación puede ir a peor. En este delicado contexto, ¿cuáles son las recomendaciones de los banqueros privados? ¿Qué consejos dan los asesores a sus clientes ricos que los pequeños inversores también pueden aplicar?

Algunos de los mejores expertos en asesoramiento para grandes fortunas explican qué claves están transmitiendo, cuáles son sus perspectivas para los próximos meses y qué tipo de activos están recomendando.

En general, siguen creyendo que la Bolsa tiene mayor potencial que la renta fija. Aconsejan tener entre un 40% y un 45% en renta variable. En cuanto a los bonos, la mayoría descarta invertir en deuda soberana europea y de países emergentes. Entre las sugerencias, se incluyen los bonos ligados a la inflación, los fondos conservadores de retorno absoluto y algunos creen que puede ser una buena idea de inversión comprar bonos del Tesoro de Estados Unidos, que ya ofrecen un 3% de retorno a un plazo de 10 años. Para los clientes más sofisticados, los expertos recomiendan tener un 10% de la cartera en activos ilíquidos, como compañías no cotizadas o inmuebles.

A pesar de un cierto optimismo de cara al segundo semestre del año, todos los banqueros privados advierten de que en estos momentos del ciclo bursátil hay que actuar con mucha cautela. Varios de ellos aconsejan a sus clientes tener una posición alta en efectivo, para tomar posiciones en compañías en caso de que haya nuevos episodios de volatilidad, como los sucedidos en febrero.

Pictet

Este banco privado suizo es un pata negra en el asesoramiento a clientes ricos. Su máximo responsable en España, Luis Sánchez de Lamadrid, explica que la recomendación que transmiten a sus clientes es que mantengan un 45% de sus inversiones en Bolsa, un 35% en bonos, un 15% en inversiones alternativas (como activos inmobiliarios o inversiones en empresas no cotizadas) y el 5% restante en efectivo. “Hemos reducido nuestra recomendación sobre renta variable, dado que están aumentando las tensiones de comercio internacional, aunque somos más optimistas para después del verano”, explica.

Respecto a si es mejor invertir en Bolsa europea o estadounidense, Lamadrid recuerda que la batalla comercial que Donald Trump ha iniciado contra China empieza a ser ya una realidad, que podría amortiguarse tras las próximas elecciones legislativas en Estados Unidos o extenderse más tiempo. Así que desde la firma se muestran más favorables hacia compañías europeas, “especialmente aquellas que no están expuestas al sector tecnológico”.

Alantra

Se trata de uno de los bancos españoles que más negocio ha captado en los últimos años, realizando una importante expansión internacional. Aunque su foco principal es la banca de inversión, también tiene un departamento muy potente de asesoramiento a familias adineradas. Ignacio Dolz de Espejo, director de inversiones de Alantra Wealth Management, invita a sus clientes a aumentar el peso de la renta variable y de los activos alternativos y reducir el peso de las inversiones en bonos.

Para los clientes más conservadores, desde la firma están aconsejando comprar deuda americana a 10 años “pero cubriendo la divisa”, avisa el banquero.

El gran desafío se presenta en la parte de la cartera que se suele destinar a efectivo. Dados los nulos rendimientos que ofrecen los fondos monetarios, proponen sustituirlos por fondos de retorno absoluto, “siempre que sean líquidos, transparentes y muy conservadores”, apunta Dolz. Además, desde la firma recomiendan a los clientes que invierten a largo plazo que dediquen una pequeña parte de su cartera a activos menos líquidos, como compañías no cotizadas (private equity) y préstamos directos a empresas (direct lending).

Arcano

Paolo Mezza, socio de Arcano Family Office, insiste a sus clientes en la importancia que tiene la robustez en la asignación de activos. “Les recomendamos que mantengan una perspectiva de medio plazo sin que les afecte demasiado el ruido de corto plazo”, comenta.

“Es verdad que este año está siendo más volátil que el anterior, pero de momento no vemos necesario buscar una reducción sustancial del riesgo mientras que el peligro de una guerra de aranceles esté acotado. Eso sí, dedicamos una parte significativa de las carteras (en el entorno del 20%) a estrategias alternativas líquidas con las que buscamos una descorrelación frente a la tendencia de los mercados”, argumenta el experto.

Una de las recomendaciones de la gestora es apostar por los fondos con un estilo de gestión value. “Se han visto penalizados en los últimos tiempos por el tirón de las compañías tecnológicas, pero nosotros creemos que en esta etapa tardía del ciclo económico esta tendencia tendrá que revertirse”, asegura Mezza.

iAdvise Partners

Esta firma está especializada en el asesoramiento independiente a grandes patrimonios y entre sus clientes hay varios jugadores españoles de la NBA. Ante el incremento de la volatilidad, su recomendación es aumentar los niveles de liquidez de las carteras “para aprovechar las oportunidades que puedan surgir en los próximos meses”, señala Pablo Rodríguez, socio de la firma.

También defienden un aumento de la exposición a activos ilíquidos. “Con el panorama actual de la renta fija y con los mercados de renta variable bien valorados es un buen momento para invertir en activos ilíquidos a largo plazo. Tiene sentido invertir en buenos gestores y estrategias con periodos de inversión de tres a cuatro años”, apunta Rodríguez.
Bankinter Banca Privada

El equipo de banca privada de Bankinter también considera que el principal activo que deben tener las carteras de sus clientes es la Bolsa. “Entre los sectores recomendados se encuentran el financiero, el de tecnología y los de consumo cíclico, sobre todo, el de lujo, y también las compañías industriales”, explican desde la firma. Entre Estados Unidos y Europa, tienen una ligera preferencia hacia la Bolsa norteamericana.

Para la parte más conservadora de las carteras proponen invertir en fondos de retorno absoluto. En cuanto a la inversión en activos alternativos (al margen de los bonos y las acciones), en Bankinter están aconsejando a sus clientes más adinerados “la inversión selectiva en activos inmobiliarios en España, por la tendencia moderadamente alcista de los precios en residencial y rentas por alquiler en activos comerciales”.

Julius Baer

La cartera modelo que proponen desde el banco suizo tendría el 46% en renta variable, 40% en bonos con baja exposición a duración, un 6% en gestión alternativa y un 8% en liquidez. “Estamos recomendando a nuestros clientes seguir una estrategia barbell, posicionándonos en activos de renta variable que se beneficien de la última parte alcista del ciclo económico por un lado, y liquidez o activos más seguros por otro lado”, expone Almudena Benedit, responsable de gestión de carteras de la firma.

Por sectores, les siguen gustando las tecnológicas de Estados Unidos y en renta fija apuestan por bonos híbridos emitidos por bancos.

Fuente: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2018/08/24/midinero/1535109187_842632.html